De Rourke Boada


precipicioEn el filo de un precipicio,
ella jugaba a ser el viento;
ella en su juego ficticio,
no sentía nada de miedo.

En el filo de un precipicio,
ella seduciendo al peligro,
hacía hermosas piruetas.
Su vestido de seda,
¡qué belleza!
en la danza
resaltaba, aún
más su silueta.

En el filo de un precipicio,
ella seguía jugando
a ser el viento,
cuando el abismo,
susurrando entre suspiros,
se iba diciendo a sí mismo:
tan sólo es cuestión de tiempo.

En el filo de un precipicio,
ella jugó a ser el viento;
ella jugó al peligro,
y se hallaba riendo,
cuando hacia los brazos
del abismo, iba yendo.

Rourke Boada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s