Este martes 1° de abril regresa la obra de teatro Cartas a Sebastián


cartasEste martes 1° de abril, se estará presentando nuevamente en Barinas la obra de teatro Cartas a Sebastián, cración colectiva bajo la dirección artística de Rigoberto Rodríguez Entenza y las actuaciones del Elenco del Grupo Estable del Teatro Orlando Araujo.

Los integrantes del reparto son: Abel Bojaca, Carlos Contreras, Felipe Miguel, Ámbar Montoya, Gustavo Montilla, Hilda León, Jorge Figueredo, Ledis Arroyo, Noris Liendo, Tomas Pantoja y Yesica Pérez.

La funcxión será en la Sala de Cultiores de la Casa de la Cultura de Barinas a partir de las 4 y 30 de la tarde. Entrada gratis.

La poesía es la acción a través de la cual la humanidad funda sus más hermosos caminos; detrás de cada revelación intensa, detrás de cada misterio de la vida, está la poesía. Es desde esa raíz que se configura la preceptiva de Orlando Araujo (1929-1985) una de las voces principales de la literatura venezolana y latinoamericana del siglo XX.

En una suerte de teatro dentro del teatro, los actores entran a escena para contar cuentos que vienen del imaginario popular de los habitantes de aquella bellísima ciudad en la que naciera el poeta, “Calderas”.

En espacios mutables, con personajes que intentan a acercarse a la familia y costumbres que Araujo enuncia o sugiere, actrices y actores entran y salen a su simulacro a su conquista y es en esa suerte donde la voz del pueblo haya su epifanía y cobra matices profundamente humanos.

Todo acontece para sentir la palabra como una fuerza más que se abre hacia el presente y busca el futuro y estalla en el centro del amor.

Hay en la representación una cadena de luz que se inicia una noche, cuando los personajes son llevados a la casa y luego al río y desde esos espacios entrañables recuerdan que la noche anterior otras y otros como ellas y ellos, también jugaron a encontrar voces desde las cuales se hallaran los más hermosos parajes del alma de nuestro tiempo, subyacentes en esas cartas que apelan al amor, la verdad, la necesidad de luchar por una idea, no hasta el fin de la vida sino más allá, porque para el poeta no hay fin de la historia, porque en su sentido transversal está la invocación de la vida y de los mundos soñados.

La representación es un pretexto para sentir la fuerza de la palabra, para que la voz del poeta suba a la dimensión de su tiempo que ya no es ayer ni hoy sino todos los tiempos que vendrán. Vemos la sombra de Orlando, a sus semejantes, a quienes estuvieron junto a él e imaginamos personajes que nacen desde aquella noche de la partida y aluden a la esencia de sus matices para contar una historia cuya ficción no olvida la raíz del revolucionario que fue y luego van con sus palabras junto al río, van con sus palabras a la razón de quienes se juntan para darle un homenaje que nos obliga a ver cómo el gallo canta cuando la patria llama.

Este homenaje a Orlando Araujo es como un concierto de fábulas, donde se convoca a lo humano y donde lo teatral está, se busca en el los sitios del alma, donde la palabra puso su más auténtico disparo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s