La Trayectoria de una Vida: Nota autobiográfica de don César Acosta


Pesquisas Históricas

César Acosta

Huérfano de padre a los dos años de edad y en su inocencia de niño, sin comprender el suceso que le rodeaba y sorprendía. Plegado al traje de una mujer que sollozaba sin consuelo, el también, aunque ignoraba el significado de aquel extraño acontecimiento, vertía lagrimas y quejas, las que sacaban y apagaban con el vestido enlutado de aquella mujer, era su madre abnegada y fiel, la que con su llanto y entrecortada conversación, le señalaba el féretro y le instruía de la ausencia eterna de su progenitor!. Su madre, ese amor filial de infinita grandeza e incomparable bondad, se quedo muy sola con su pobrezas, su duelo y preocupaciones en la crianza y educción de su progenie!.

Mas o menos un lustro había transcurrido y aletargado en algo el sufrimiento de aquella singular mujer, y mientras su hijo crecía dotado de natural precocidad y la madre noble…

Ver la entrada original 1.626 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s