Escribir es una enfermedad: Paul Auster


palabrasaflordepiel

Imagen 2

Así, como una compulsión incurable, define su trabajo Auster, novelista norteamericano entrevistado en Chile por el periódico La Tercera. A los 18 años quiso ser director de cine, pero renunció a la idea por su timidez. Se dedicó a hacer poemas, hasta que un día “choqué con una muralla. Nunca más pude escribir”. Luego retomó, pero con prosa: se dedicó a la narrativa que lo ha vuelto autor de culto. Confieso haberlo leído poco, sólo The Brooklyn Follies hace años, y no me fascinó, así que no he vuelto a él. Pero esta entrevista, a la que llego a través de mi queridísimo Andrés Grillo, me despierta ganas de leer su Trilogía de Nueva York.

Lo que más me llama la atención es su manera de entender el oficio. “Todos los días escribo hasta las cuatro de la tarde y en ese punto mi cerebro está frito, estoy tan cansado que apenas puedo moverme. Me cuenta…

Ver la entrada original 141 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s