De Angélica Rodríguez


angelica_rodriguez«Me he echado la tarea de descubrir rincones
y he encontrado a tu nombre muerto hace cinco meses
con un olor a mariposa en llamas,
a baldosa en los ojos,
que me puse a llover sobre tu frente
que es la casa que habito cuando canto
y no estabas te juro que no estabas.

Me puse a abrir candados con los dientes
hasta desenterrar el oscuro sombrero de la noche,
luego busqué teléfonos y camas
pero todo fue inútil ya no estabas.

Sobre el mantel a rombos de los patios
iba un ruido de puertos
sobre el farol te juro que no estabas.
Y caminé el cuaderno del hace tanto tiempo que
llevo en las entrañas
y ni en las estaciones donde los trenes rompen las
copas de los árboles
ni en las cornisas de la luna estabas.

Y me puse a llover sobre tu frente
que es la casa que habito cuando canto,
y no estabas te juro que no estabas.
La primavera trajo olores buenos,
la primera luz me despertó en la plaza,
yo me llamaba Jorge todavía»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s