La Historia sin selfies no es nada


palabras a flor de piel

Ilustración: REP Ilustración: Rep

Acabo de descubrir a este ilustrador y estoy encantada: humorista argentino, firma como Rep y se llama autodidacta. Su brillante cartón abre la semana y me hace pensar en otras selfies necesarias para el Museo de la Historia: Hernán Cortés presumiendo el brutal sitio de Tenochtitlan, los Borgia en sus sacrosantos convivios, Robespierre inmortalizado en la guillotina, curiosos en la inauguración del Cristo de Corcovado, soldados alemanes a las puertas de Auschwitz, los Beatles volando muy (muy) alto, Mónica Lewinsky frente al miembro del miembro principal de la Casa Blanca. Y, por qué no, también añado las selfies literarias del Quijote ante sus molinos de viento, Madame Bovary y León en la cama del hotel de Rouen, Romeo trepando al balcón de Julieta, José Arcadio Buendía y Melquíades cenando en Macondo, Gregorio Samsa en su avatar de insecto…

Las selfies me han sido antes motivo de reflexión pero ahora lo veo claro: la historia no tiene sentido sin…

Ver la entrada original 3 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s