“El diablo” que murió por la Patria: Coronel Antonio Nicolás Briceño


Marinela Araque Rivero

antonionicolasbricenoLa carta que escribió el Coronel Antonio Nicolás Briceño durante su reclusión en la cárcel colonial de la ciudad de Barinas horas antes de su muerte, nos revela un personaje de vocación patriótica.

Un soldado que ofrendó su vida por la causa independentista. Pero también, nos deja ver el testimonio de un hombre que amó a su esposa hasta su último suspiro. Así como, la demostración de un padre amoroso que lega a su hija, el ejemplo de morir por la patria.

Permítanme compartir el texto de la carta: «Mi idolatra Lola: Casi al borde de la tumba te escribo estas líneas. Víctima de un accidente inesperado fui hecho prisionero y me encuentro en capilla para morir. ¿Debí estar siempre a tu lado, gozando de las caricias de una vida apacible y reposada? Tú eres asaz inteligente para no creerlo así. La patria era esclava y en la noche de la esclavitud no hay paz, no hay honra, no hay amor, no hay vida. Perdóname si te he hecho infeliz. Moriré orgulloso de mi conducta, sereno y altivo, anonadando a mis verdugos con el más insultante menosprecio. En cuanto a ti, perdóname. Quedas pobre y en tierra extraña, pero nada puedo hacer en tu favor. Consuélate en tan grande infortunio. Educa a nuestra adorable Ignacita, dile que fui digno y que morí por la patria! Adiós ¡Mis últimos instantes son íntegros para ti. Muero pronunciando tu nombre! Adiós.

¿Pero quién era en realidad este hombre que había sido capaz de escribir en el lecho de muerte, una de las epístolas más poéticas escritas en Barinas a principios del siglo XIX –a mi juicio-con contenido histórico y político?

Antonio Nicolás Briceño, conocido como “El diablo” por haber representado en su niñez a este personaje en las obras de teatro. Había nacido en Mendoza estado Trujillo el 29 de abril de 1782. Sus padres fueron: Antonio Nicolás Briceño Quintero y Francisca Briceño Pacheco. Contrajo matrimonio con la mantuana María de los Dolores Jerez de Aristiguieta y Aguado. De esta unión nacieron dos hijas, María Ignacia e Isabel.

Fue abogado, militar y prócer de la independencia. Firmante del acta del 5 de julio de 1811 por la provincia de Mérida Había elaborado el Plan de Cartagena, que era una especie de guerra a muerte contra los españoles, plan que Bolívar aprobó en parte, aunque le recriminó duramente ciertos detalles.

Fusilado por los realistas el 15 de junio de 1813 en la ciudad de Barinas junto a siete compañeros de armas en la antigua plazoleta de Dolores, que estuvo situada en el cruce de la actual avenida Montilla con la calle Cedeño, el mismo día en que Simón Bolívar dictaba la terrible proclama de guerra a muerte.

marinelaaraque@yahoo.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s