La negritud criolla escribe su historia de opresión


negritudDía y hora perfectas. Domingo soleado en la tarde, con cientos de personas paseando entre las editoriales y los árboles que sirven de escenario en esta 5ta Feria del Libro de Caracas, celebrada desde el pasado viernes 25 de julio en la Plaza de los Museos y el Parque Los Caobos de la ciudad capital. El tema también fue perfecto: Esther Pineda, joven socióloga, presentaba su libro “Racismo, endorracismo y resistencia”, publicado por la editorial El perro y la rana.

Ya desde el inicio la sala Bernardo Núñez estaba llena. Solciré Pérez introdujo el trabajo de Esther haciendo una relación directa con la avanzada de Israel sobre Gaza: “El pensamiento racista es el que justifica puertas adentro la invasión y genocidio contra el pueblo palestino”. También acotó que de los muchos aportes que tiene la obra, valora especialmente el enfoque de género porque en sus líneas describe cómo la discriminación racial es vivida de manera diferente por hombres y por mujeres, siendo ellas las más oprimidas.

Siguiendo el planteo del título, la autora inició su presentación compartiendo que su inspiración fue la percepción de que muchas personas sienten que en Venezuela no hay racismo porque nunca llegamos a la situación de segregación de países como Estados Unidos o Suráfrica, pero donde se escuchan en nuestras escuelas y programas de humor chistes como el de “negro con bata es chichero y blanco con bata es doctor”. El endorracismo lo resumió como un estadio de reproducción del pensamiento racista europeo, y que se evidencia en acciones como pintarse o plancharse el pelo. Finalmente, sobre la resistencia comentó que espera sea entendida como un cuestionamiento a todas las formas de discriminación, es decir, no solo por raza sino también por sexo, identidad de género, clase social de origen, u orientación sexual, porque todas responden a un mismo momento de invasión cultural y territorial.

Entre las respuestas a las interrogantes de las y los presentes, Esther comentó que su expectativa del recientemente creado Instituto Nacional Contra la Discriminación y el Racismo (INCODIR) es que, además de la sanción, se dedique fundamentalmente a la formación; a la descolonización del pensamiento. Junto a Solciré compartió impresiones sobre la discusión de concebirnos como afrodescendientes o como negras y negros, aspecto en que señaló sentirse identificada con ambos sustantivos, aunque la afronezolaneidad, por una cuestión de mestizaje nos involucra a todas y todos “aunque a algunos no se les note”. A la par, Solciré apuntó que la lucha por la negritud responde a lo visible y por tanto pretende desmontar la asociación de lo negro con todo lo negativo, pero también se le presenta ese reto como obstáculo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s