De Miguel Márquez


miguel_marquezEn el rumor, ánima de siete plazas por dentro,
Quieto está el letargo, el indomable movimiento,
Las raíces por donde moran las canciones ,
Fresco es el aullido de los que viajan cabizbajos,
Sondas donde inscribir las tinieblas con navajas,
Somos la materia de la insinuación, el ancho lago,
Venimos desde la costa más cercana a los oídos,
Gente que promete con fidelidad y gracia, Somos
Entre el grave devenir y las oraciones dormidas,
La mirada tiene un pájaro entre las pupilas rojas,
El color se esconde detrás de las paredes,
En la anunciación nadie es capaz de explicar por qué,
Y nadie piensa en nosotros como antes,
Orégano para los amantes sobre los biombos,
Caracolas en el instante de las averiguaciones,
Entre la hembra y el sol ruedan y gimen las bestias,
Gente que no es de este mundo disimula con arañas,
Y estas locas tienen un esplendor por vestuario,
Quiero a la más bonita de las que calan en lo más frágil,
Anoto lo que deseaban antes de nacer y silbaban,
Cierro el cuaderno con las pasión entre las cejas,
El olvido es un animal cuadrúpedo y sabe a miel, y mal,
La memoria está antes de nosotros, más amplia
De lo que habíamos soñado, la memoria y sus hijos,
Y el abandono sublunar mientras todo cambia,
Y todo también desaparece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s