La Predicadora


SALTO AL REVERSO

Stripperpole

por Reynaldo R. Alegría

Cuando Álvaro tomó la decisión de ir al club de strippers lo quemaba la urgencia de sentirse tocado.

El afluente barrio en el que vivía quedaba abrazado entre el océano que habitaba al pie de las candilejas de hoteles y turistas y un deprimido sector que nunca logró ser tan pobre para llegar a arrabal y que nunca dejó de ser puente entre los más ricos y los más pobres.  Entre los más negros y los más blancos.

El encuentro de ambos mundos en la Calle Loíza ocurría de día.  Cuando la luz del sol permitía verle las caras a las personas.  Cuando era más fácil descargar la ira mutua del prejuicio necesario para que siempre siguieran existiendo ambos mundos.

De noche, el mundo de los pobres se torna peligroso para los ricos y el mundo de los ricos se torna en aventura para los pobres.

Ver la entrada original 499 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s