Oníronauta, de Mercedes Reyes Arteaga


besos“Porque también se me cansa el cuerpo cuando no despierto a tu lado.

Que mis huellas se convierten en cenizas si no van tras tus pasos. Que la vida es un montón de metáforas y el amor se convierte en una utopía razonada. Que las manos se me vuelven espinas y el latido navajas que se clavan una y otra vez en mi corazón.

Porqué también me arden los labios al pronunciar tu nombre por las noches y no hallar respuesta. Que piso en falso por las nubes, que lloro a tientas y escribo a ciegas.

Que ya no sé si respiro o si apenas es un acto reflejo de la vida que pasa, que se me va mientras tú no me miras, mientras tus brazos no me alcanzan.

Que se me cansa el cuerpo sin las madrugadas en tu piel, que se me cansan los besos si los lanzo al viento y no te golpean la frente, las mejillas, el corazón… Me canso de estar sin ti.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s