Negra Matea: Amor y Ternura para la Patria | Correo del Orinoco


Negra-MateaMatea cuidaba a Bolívar, se encargaba de su crianza, educación y compartía con él los momentos más hermosos de su niñez y adolescencia. Juntos jugaban, se subían a las matas de naranja, de mamón y de jobo, corrían por los cañaverales y atravesaban a nado el río

Un día como hoy en 1773 nació en la población de Tiznados, Estado Guárico,Matea Bolívar quien fue la nodriza del Libertador Simón Bolívar. pero desde muy temprana edad llegó a la hacienda “El Totumo”, propiedad de la Familia Bolívar, en San Mateo, Estado Aragua, para quedarse como encargada de los quehaceres del hogar.

Después de la muerte de Doña Concepción Palacios y Blanco, el niño Simón Bolívar quedó bajo la protección de las negras esclavas Hipólita y Matea; la primera, lo amamantaba y velaba por su salud y su bienestar, mientras que Matea lo cuidaba, se encargaba de su crianza, educación y compartía con él los momentos más hermosos de su niñez y adolescencia. Juntos jugaban, se subían a las matas de naranja, de mamón y de jobo, corrían por los cañaverales y atravesaban a nado el río.

Duélmete mi niño
Mi niño Simón
Que allá viene el coco
Con un carrerón,
Mira que tu mae
Con tus hermanitos
Salió a San Mateo
Salío tempranito.
Duélmete Simón
De mi corazón
Te doy mazamorra
También papelón
Tú si eres inquieto
Mi niño por Dios.
Arroró mi niño
Arroró mi sooó
Duélmete mi niño
Mi niño Simón

El niño creció y fue a cumplir con su destino, pero Matea permaneció en la hacienda “El Totumo”. Allí vivió la gesta emancipadora y la gloria del Libertador; presenció el ataque de Boves y la muerte del Capitán Ricaurte, en 1914. Cuando el Libertador decretó la libertad de los esclavos y esclavas en 1921, ella logró su emancipación, mas continuó prestando servicio a los que consideraba ya no sus “amos”, sino su familia, en la casa de María Antonia Bolívar, ubicada en Caracas, donde permaneció hasta su muerte, a los 113 años.

Su longevidad causó el asombro de la población. El día que trasladaron los restos del Libertador al Panteón Nacional (28-10-1876), Matea entró en el recinto del brazo del Presidente de la República, General Antonio Guzmán Blanco. Sus restos reposan en la cripta de los Bolívar, en la capilla de la Santísima Trinidad, en la Catedral de Caracas.

vía Negra Matea: Amor y Ternura para la Patria | Correo del Orinoco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s