Aguacero, por Giovannina Rodríguez


Apenas he tenido tiempo
de reconciliarme las heridas
de permanecer en silencio
velando el luto de la ausencia…
Si no más han pasado 500 años amordazada
preparando anatómicamente
cada uno de mis ángulos
para hoy día pararme frente a ti
y decir:
Que soy libre
que aprendí a amarme con el sudor de mi frente
y de mis pieles
y de su piel sobre la mia
bajo la mía
entre la mía…
Que nací gris
porque el cordón umbilical se me enredó en el cuello
pero estas calles me han vuelto de colores
y pisadas
que he arado en tierra firme
mis semblanzas
que no te pertenezco
ni mis antepasadas
silenciadas bajo el peso de la historia
y de la iglesia
que estoy hecha de cientos de gotas de lluvia
de horizontes
y caminos por venir
que ya nada me pesa
ni tu ausencia
ni las heridas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s