Sobre las equivocaciones


El bosque silencioso

39.-Siempre es preferible hacer lo que uno cree que debe hacer. De esta forma, si uno se equivoca, es asunto suyo y algo puede sacar en claro de la pifia. Lo malo es equivocarse por delegación, porque otro ha indicado la conducta correcta, los pasos necesarios o la respuesta oportuna. Aquí no hay posibilidad de aprendizaje. Este tipo de errores sólo produce irritación contra uno mismo por haberse dejado influir, por haberse doblegado a la opinión ajena, y resentimiento hacia el asesor, hacia la persona a cuyos consejos uno se ha atenido, incluso sin demasiada convicción, por cortesía o condescendencia. Todo lo cual, a toro pasado, será etiquetado acertadamente de pura y simple debilidad de carácter.
Otra cosa es escuchar y seguir las directrices de quien está investido de autoridad en un determinado campo, pero en la vida corriente, en los asuntos cotidianos, uno debe respetar sus razones. Actitud que…

Ver la entrada original 147 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s