Veneno


BLOG SALTO AL REVERSO

Se precipita
la mezcla,
la solución,
la pócima.
El peso grave
espesa el fondo.

La química
— en el vaso maloliente de las horas —
añeja el vino
en ácido.

La esencia
trastoca
con precisión de alquimia.
No deja rastros.

Y aunque
mudan en oro
se vuelven plomo
las palabras.

Ver la entrada original

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s