Esa boca que te encanta, por Manuel Darío Grüber


A  Marielba

Esa boca que va de un lado a otro de tu cuerpo,

de norte a sur, como gustas de enunciarlo en tu poema,

es un voraz  reptil  que recorre tus partes más sensibles,

comienza  con tus ojos y va hacia la punta de tus pies

con su mirada de selva  y sus movimientos sinuosos.

Te encanta esa boca febril, dices. Boca que atormenta.

Con perfume de mastranto se desliza por tu piel,

hace  de las suyas en tus primorosas protuberancias

y baja, baja sigilosa, hacia el lugar del vital éxtasis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s