El Jardín Botánico de la Unellez: Bien de Interés Cultural de la Nación


Samuel L. Hurtado C.

Mucho se ha dicho, poco se ha contribuido a la discusión desmedida, vacía y descarnada entre quienes en nombre del “progreso” pretenden iniciar la ampliación de la Avenida Los Toros, y quienes, en defensa del ambiente alegan que esta iniciativa sería un “ecocidio” que atentaría contra el principal pulmón vegetal de la ciudad de Barinas. Resulta además decepcionante el hecho de que el debate parece ser una especie de dimes y diretes de dos partidos políticos y no entre instituciones serias y responsables que deben dar el ejemplo a la ciudadanía.

Hasta ahora se desconoce con exactitud las características del proyecto que pretende desarrollar la Alcaldía del Municipio Barinas, pues no solo es suficiente “las buenas intenciones” de explicarlo a las autoridades universitarias, sino que debe ser de conocimiento público a fin de que todos conozcamos que es lo que se quiere hacer.

Por ahora, es “justo y necesario” que hagamos memoria y recordemos que las 350 hectáreas que integran el Jardín Botánico de la Unellez, ubicado en el sector Alto Barinas del Municipio Barinas, ha sido reconocido desde sus inicios por diversas instituciones nacionales e internacionales, no solo por ser un centro para la conservación de la fauna y flora de los llanos venezolanos, sino también por su diseño y organización, recibiendo, entre otras distinciones, el Premio Internacional de Paisajismo otorgado en el año de 1981 por la Ontario Association of Landscape Architects de Canadá.

De igual manera, este jardín llanero está declarado Bien de Interés Cultural de la Nación, registrado en el Catálogo de Patrimonio Cultural Venezolano Región Los Llanos (BA-05), publicado en el año 2006 por el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), ente Rector de la materia en nuestro país.

Por tales razones, cualquier intervención que afecte los valores que motivaron su declaratoria deberá cumplir con lo establecido en la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural, publicada en la Gaceta Oficial de Venezuela N° Extraordinario 4.623 de fecha 03 de septiembre de 1993, la cual en su artículo 32  precisa que “los trabajos de reconstrucción, reparación y conservación y las construcciones nuevas a realizarse en una población, sitio o centro histórico”, requerirán la autorización del referido instituto. Disposición que ha sido ratificada en el artículo 21 de la Providencia Administrativa N° 012/05 de fecha 30 de junio de 2005 referente al “Instructivo que Regula el Registro General del Patrimonio Cultural Venezolano y el Manejo de los Bienes que lo Integran” publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.237 de fecha 27 de julio de 2005.

De igual manera, para cualquier  solicitud de autorización se deben acatar las recomendaciones establecidas en el “Instructivo que regula el procedimiento de consulta obligatoria para la presentación y revisión de proyectos de intervención en los bienes inmuebles con valor patrimonial inscritos en el Registro General del Patrimonio Cultural”, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.511 de fecha 16 de septiembre de 2010. Asimismo, la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural contempla medidas sancionatorias a quienes incumplan con lo precisado anteriormente. En su artículo 44 se establece que será penado con 2 a cuatro 4 años de prisión quien “destruya, deteriore o dañe” los bienes que integran el patrimonio cultural.

hurtadosamuel@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s