En Barinas no se graduaron bachilleres durante 60 años


Elvis Ramírez

profesor_barinitasEntre 1901 y 1961, los jóvenes barineses que querían estudiar después del segundo año de secundaria y graduarse de bachilleres, tenían que hacerlo fuera del estado, pues por 60 años, ninguna institución lo hacía.

Así lo relata el profesor Baudilio Mendoza en su libro “Tradición y modernidad de la ciudad de Barinas”, que será bautizado esta tarde en la Biblioteca Central de la Universidad Ezequiel Zamora (Unellez).

En una parte de las más de 500 páginas, Mendoza relata como los estudiantes que quisieran continuar sus estudios hasta obtener el título de bachiller debían trasladarse a vivir a Mérida, Barquisimeto o Valencia, a veces en viajes difíciles y solo para quienes tuvieran los medios económicos para tal aventura.

“Para estudiar en Mérida, los jóvenes debían irse en mula desde la Cochinilla en Barinitas por el camino de los Indios hasta el primer puente que cruzaba  el río Santo Domingo”, cuenta el escritor, por Altamira de Cáceres, donde después de cruzarlo se llegaba hasta Las Piedras, ya en el otro estado, para continuar en un transporte rudimentario.

Es tan allá, en 1956 cuando se abre el tercer año en el recién fundado liceo O´leary y donde estudió el autor del libro y quien continuó hasta graduarse de bachiller en la primera promoción en Ciencias en 1961, que llevó el nombre de “General Ezequiel Zamora”.

En esa oportunidad, la promoción estuvo integrada por 10 graduandos, mientras que en Humanidades recibieron sus títulos bajo el nombre de “Don Virgilio Tosta”.

UNA DESCRIPCIÓN DE BARINAS

“Tradición y modernidad de la ciudad de Barinas”, como lo dice su autor, es una descripción de Barinas, que en sus más de 500 páginas, se pasea por una rica historia desde sus primeras fundaciones en Altamira de Cáceres y Barinitas, hasta los ajetreos de la ciudad actual.

Para la elaboración de esta importante obra para la ciudad, Baudilio Mendoza entrevistó a más de 70 personas para presentar además del texto, unas 50 fotografías fruto de una exhaustiva investigación bibliográfica.

Entre anécdotas de los entrevistados e historias personales, el lector conocerá múltiples relatos hasta hacer una reflexión final hacia la ciudad actual donde “no vamos, sino que nos lleva”, con sus problemas de tráfico, donde se vive de prisa, sin tener tiempo de ver el paisaje.

La obra, publicada por la Editorial El Portatítulo de Mérida, describe la evolución socio-cultural de nuestra ciudad capital en los aspectos de Educación, Salud, Servicios básicos, los medios y vías de comunicación, música, sentimientos y los demás aspectos que “caracterizan a los barineses como gente alegre y chicharachera”.

Al final del libro, Mendoza escribió un epílogo donde deja una pregunta en el aire y que espera que sea respondida por los mismos lectores, que interroga ¿Será Barinas una ciudad postmoderna?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s