Aprende aquí sobre los sones de negros, cantos de resistencia


Por: Diógenes Mogollón

foto 1 tamunangueLa devoción a San Antonio ha sido practicada por los descendientes de africanos de las zonas rurales de la región de El Tocuyo, pues en la propia ciudad no existió antiguamente una tradición arraigada sino entre los pobladores del Barrio Abajo, llamado Los Hornos, donde vivían los descendientes de africanos dedicados a la actividad alfarera, mientras que sus velorios no eran respetados y sus descendientes, quienes en más de una oportunidad se opusieron a estos velorios, tal como sucedió en 1918 cuando “El Catire” Heriberto Tamayo a través del padre Leña y Mellado prohibió esas festividades apoyado en un decreto del Monseñor Águedo Felipe Alvarado.

Cuenta la tradición que esta medida en contra de los bailes o Sones de Negros dedicados a San Antonio no se pudo llevar a cabo porque a altas horas de la noche se oían los repiques de tambor en el barrio, y cuando la policía salió con el propósito de reprimir aquellas manifestaciones se encontraron que todo estaba en silencio, mientras que dejaban oír otra vez los tambores en San Francisco (iglesia) a donde se dirigieron luego dichos policiales, encontrando, igualmente, todo en silencio, por lo que tuvieron que comunicarle al cura la situación y éste inmediatamente suspendió la medida de prohibición.

No es raro encontrarse con ese tipo de medida restrictivas para las manifestaciones populares, que a finales del siglo XVIII el obispo Martí había prohibido los bailes frente a los altares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s