Muy de noche, de Luz Marina Almarza

Muy de noche, de madrugada ya no ha llegado todavía mi viejo gato quejándose de nostalgia a echarse a mis pies, a tenderse a un lado, a cobijarse. ¿se habrá desorientado? ¿o andará desconsolado igual que yo? incontables noches de padeceres a ramazos